CONSEJOS PARA ELEGIR LA NUEVA MASCOTA DE TUS HIJOS.






Tener una mascota implica responsabilidad y compromiso, ya que ésta depende casi completamente de su dueño...


 Y más allá del amor y cuidado que podamos darle a un perro, un gato, un pez o algún otro tipo de animal, lo que recibimos a cambio es sumamente positivo también. Para un niño puede ser algo bello y formativo, ya que puede aprender a hacerse cargo de alguien más.

Si estás planeando regalarle una mascota a tu pequeño(a), pero no sabes por dónde empezar Aquí te dejamos una ayudadita:

1.- No hagas una compra impulsiva.

Es importante que estés consciente de que no adoptarás/comprarás una mascota solo porque es linda. Haz de esta acción un proceso bien pensado y planeado. Si es que nunca has tenido una mascota, puedes preguntarle a alguien cercano algún consejo sobre el tema, cuál consideraría que va más con tu estilo de vida por ejemplo.




Tómate el tiempo de aprender y conocer lo más que puedas sobre el tipo de mascota que quieras traer a casa. Las tiendas de mascotas no son muy confiables, ya que su interés está en venderlas. No se trata de sentir desconfianza o miedo, pero el punto es que sepas que traer un animalito a casa podría implicar cambios en la estructura familiar (dependiendo de cuál elijas).

2.- Considera el espacio en donde va a vivir.

Es importante pensar en dónde va a vivir tu mascota, por ejemplo en el caso de un perro, cuánto espacio tendría para correr. Cuando son perros de razas grandes es recomendable que tengas un patio trasero para que pueda estar ahí mientras sales de la casa. ¿Cómo se sentirán tus vecinos sobre esta nueva mascota? Si es que pagas renta, ¿qué opinará el rentero de esta decisión? Considera todos estos factores.

3.- Decide si es el tiempo indicado para tener una mascota.

A veces queremos algo porque pensamos que traerá algo positivo a nuestras vidas -o en este caso a la de nuestros hijos-, pero no siempre tenemos la razón. Es importante que pensemos de manera responsable al tomar una decisión como esta. Claro que si planeas comprar un hámster o un pez, no hay mucho qué dudar, no implican tanto tiempo ni ocupan un espacio considerable. Solo considera la situación en la que se encuentran ahora y si verdaderamente crees que pueda funcionar traer una nueva mascota a tu hogar.

¿Cuánto tiempo más estarán en esa casa? ¿Tienen otras mascotas con las que tendrá que interactuar el nuevo integrante? ¿Cuánto tiempo planeas dedicarle a tu mascota? En promedio, los gatos y perros viven de doce a dieciséis años, a veces más; un hámster ya se considera anciano a los dos años. Todas estas cosas son las que tienes que pensar.



4.- ¿Ya revisaste el costo que implicaría tenerla?

No estamos hablando de la inversión inicial -de hecho recomendamos que se adopten animales en vez de comprarlos-, pero una vez que ya lo tienes, tendrás que comprar su comida, llevarlo al veterinario por sus vacunas, bañarlo, atenderlo cuando esté enfermo y demás. Puede ser un cambio considerable en tus finanzas aunque no lo parezca en un principio.

Una vez que hayas revisado todos estos aspectos no tendrás de qué preocuparte, estamos seguros de que podrás tomar la mejor decisión. Tú más que nadie conoces a tus hijos y sabrás con certeza cuál será la mejor mascota para ellos.
d