5 beneficios de acariciar a tus hijos.



Demostrar afecto a los hijos es necesario, ya sean besos, abrazos o caricias, les ayudas a fortalecer el vínculo afectivo padre-hijo. Pero estas demostraciones de afecto tienen más beneficios físicos, emocionales y psicosociales para ambos.

Transmitir el calor  de un abrazo a un bebé le brinda sensación de protección, pero se estima que durante los primeros 5 años, los niños necesitan de estos "apapachos". 

Beneficios de acariciar a tus hijos


Como mamá brinda sensación de seguridad, tranquilidad y bienestar; pero además: 

1. Liberas estrés

Tanto mamá como bebé, liberan el estrés y la ansiedad al tener ese contacto físico. Esto además ayuda a fortalecer el sistem inmune porque todo el organismo trabaja adecuadamente y apoyas a la inteligencia emocional desde bebé. 

2. Se relaja

Cuando acaricias a tu bebé, su cerebro produce serotonina y oxitocina. Estas sustancias en conjunto proporcionan sensación de felicidad y tranquilidad, así dormirá relajado.

3. Mejoran su interacción personal

Los bebés que reciben muestras de afecto como abrazos y besos, tienden a ser personas más sociables y organizadas en su vida. 

4. Lo ayudas a ser más fuerte

Las caricias transmiten apoyo y fortaleza, lo que reduce el dolor emocional de tu hijo si en algún momento se siente solo. La sensación de compañía y cercanía se hace más fuerte. 

5.  Tu hijo llorará menos


 Cuando sienten la calidez de mamá, tu bebé llora menos y por lo tanto duerme y descansa mejor. 

Recuerda que no hay una edad específica para que los mimos con tu bebé terminen, solo procura tener un equilibrio para que no se acostumbre a estar a tu lado todo el tiempo. 
d